11.1.12

Desiderata 2012

Quería empezar con una mini entrada con Santa Clavos y los Tres Reyes Magos, pero creo que han caído tan pocos regalos para fiestas... solo ha habido uno realmente que puede mencionarse, calcetín de Navidad a parte: un retrato mío a pastel. Que habrá sido, este, uno de los mejores regalos que jamás haya recibido.

Así pues, he decidido dejar una lista, una desiderata o, en cristiano, cosas deseadas. Pequeños detalles sobre mí y mi vida.
  • Adiós a la procrastinación. Si hay que estudiar, pues se estudia. Si puedo relajarme, pues habrá que relajarse. O trabajar. (Esto me costará mil y un esfuerzos...)
  • Adiós al desorden. Espero que papá IKEA me eche una mano en un par de cosas (el escritorio, el armario, un estante sobre el escritorio, unas cajas por un baúl de los recuerdos, uhhh).
  • Estudiar. Trabajar. Vivir bien.
  • Ordenar medianamente la mini-biblioteca.
  • Leer, sobre todo de la mini-biblioteca.
  • Escribir. Tengo cada vez más proyectos y no los quiero dejar aparte.
  • En consecuencia, documentarme mucho.
  • Ver muchas series.
  • Ver películas. Muchas.
  • Improve my English. Also my Russian and my French. ¿Quién sabe cuándo necesitaré hablar idiomas que no sean los míos?
  • Consultar a escondidas manuales para aprender a conducir.
  • Y tocar de nuevo el piano, piano, piano...
Es una lista decente, ¿no creéis?
Pero no creo que tenga que añadir nada más y, de momento, no la tocaré. Tiempo al tiempo.